<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

5  formas de perder calor en casa. ¡Aprende cómo evitarlas!

Yolanda Coello

Yolanda Coello

5  formas de perder calor en casa. ¡Aprende cómo evitarlas!

Cuando la temperatura baja en el exterior también lo hace, simultáneamente, en el interior de tu casa. Por eso, cada año, con la llegada del invierno, sueles encender la calefacción para poder mantener el confort dentro del hogar. Sin embargo, aunque tú no te des cuenta, siempre suele haber una pérdida de calor que afecta a la eficiencia de la vivienda y, por supuesto, a tu bolsillo.

 

¿Por qué se produce la pérdida de calor?

 

El mal aislamiento de tu ático o buhardilla puede ser el culpable de que tu casa haga más frío del que debería. Según un estudio de la Asociación Nacional de Fabricantes de Materiales Aislantes, más de la mitad de edificios españoles construidos antes de 1979 (año en el que se aprobó la normativa sobre aislamiento térmico) tienen pérdidas de calor.

 

El calor se pierde a través de puentes térmicos, que son zonas en las se transmite más fácilmente el frío o el calor. Estos se producen porque están hechos de un material que de por sí es conductor o porque están en contacto directo con el aire de fuera o dentro.

 

Un ejemplo: una ventana con un marco de metal, en contacto con el exterior, estará normalmente fría durante el invierno porque está hecha de un material muy conductor. Por tanto, será un puente térmico.

 

Se calcula que entre un 5% y un 10% del calor se pierde por los puentes térmicos; aunque hay zonas de la casa que son más sensibles y pueden producir una pérdida de calor aún mayor. A través del tejado, por ejemplo, se puede perder un 30% y de las ventanas un 13%.

 

Según un estudio de Certicalia, en una vivienda de unos cien metros cuadrados y bien aislada el coste de la calefacción, refrigeración y agua caliente puede ascender a los 390€ al año. Sin embargo, otra que suspenda en esta asignatura tendrá que desembolsar 2.087€.

 

5 puntos de pérdida de calor y 6 trucos para conservarlo

 

¿Cómo puedes evitar que el calor de tu casa y tú dinero se escapen durante el invierno? El truco es sencillo: aislando correctamente tu buhardilla o ático. A continuación, te dejamos algunos trucos para atacar los puntos más débiles de una vivienda.

 

1. Persianas: instala persianas en todas las ventanas

 

Las persianas son una segunda barrera para el viento, el frío y la lluvia durante el invierno. De este modo, cada día, cuando se vaya la luz del sol y desciendan las temperaturas, solo tienes que bajar la persiana para proteger tu casa del frío. Eso sí, es importante que la caja de la persiana esté bien sellada para evitar las pérdidas de calor en casa.

 

Hoy en día, además, las persianas están hechas de PVC por lo que son muy ligeras y fáciles de instalar. También las hay con motor para que te sea mucho más sencillo subirlas y bajarlas, sin necesidad de utilizar la típica cinta.

 

2. Puertas: coloca burlete

 

Las puertas de casa son otro de los principales puntos de fuga de calor. Para conseguir un mayor aislamiento, coloca burlete por todo el marco y algún tipo de escobilla en la parte de abajo que también haga de barrera. Todos estos materiales son muy fáciles de instalar y se encuentran en cualquier ferretería a un precio muy bajo. Con muy poco, notarás una gran diferencia.

 

3. Suelo: cúbrelo de alfombras

 

En los suelos de mármol, cerámica u hormigón coloca alfombras que actúen como aislantes y aporten una sensación de calidez. Este tipo de suelo son más fríos, por lo que cubrirlos con cualquier tipo de textil ayudará a hacerlos más agradables durante el invierno. Si, en cambio, en tu casa los suelos son de madera, parqué flotante o moqueta no tienes que preocuparte ya que estos materiales son muy aislantes de por sí.

 

4. Ventanas: escoge ventanas más eficientes

 

Si te estás planteando cambiar las ventanas de tu hogar aprovecha para elegir unas más eficientes y que contribuyan al aislamiento térmico de tu hogar. Es importante que escojas unas con doble acristalamiento o aislamiento térmico reforzado; además de marcos de PVC, ya que son más eficientes a la hora de evitar las pérdidas de calor.

 

5. Radiadores: no coloques muebles delante

 

Para que el calor fluya dentro de tu casa e inunde las estancias es importante que no coloques ningún mueble voluminoso delante del radiador. Si, en cambio, en tu vivienda los techos son muy altos puedes colocar algún mueble encima para dirigir el calor hacia donde tú quieres.

 

Y como consejo final…

 

Aprovecha el calor del sol

 

Por las mañanas, cuando el sol ilumina tu casa, aprovecha para abrir cortinas y persianas y deja que entre la luz y el calor. Una vez oscurezca deberás hacer justo lo contrario, cerrar ventanas y bajar persianas, para que el calor se mantenga dentro.

 

Con estos seis sencillos trucos tendrás todo en tu mano para evitar la pérdida de calor en tu casa y así mantener el confort en el interior y ahorrar una cantidad importante en la factura de la calefacción. Y si no estás seguro de la capacidad de aislamiento de tu hogar, puedes realizar un análisis termográfico que identifique los puntos de pérdida y así poner los remedios necesarios. ¡Este invierno será diferente!

¿Quieres evitar la pérdida de calor en tu hogar colocando ventanas nuevas? Todo lo que necesitas saber para sustituir tus ventanas de tejado lo encontrarás  en nuestra guía "Ventanas de tejado para sustitución". ¡No esperes más!

 

Descarga AQUÍ la guía de sustitución