Combate el calor en tu ático: ¡descubre las cortinas térmicas!

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Combate el calor en tu ático: ¡descubre las cortinas térmicas!

Los áticos son viviendas muy expuestas a las inclemencias del tiempo: durante el verano los rayos del sol caen sobre la cubierta y el frío y la lluvia azotan con fuerza en invierno. Para conservar una temperatura constante en el interior y mantener un ambiente agradable, además de un buen aislamiento térmico, es muy útil utilizar cortinas térmicas.

 

Por las ventanas se cuelan los rayos del sol y se escapa más de un 25% del calor del interior. Son, por tanto, la puerta de entrada y de salida para los cambios de temperatura a lo largo de todo el año. De ahí que utilizar unas cortinas térmicas para ventanas de tejado sea una solución ecológica y eficiente para mantener un ambiente agradable en el hogar.

 

¿Qué son las cortinas térmicas y cómo funcionan?

 

Estas cortinas están pensadas por proteger la vivienda el frío y el calor que se cuela por las ventanas. Para ello, las cortinas están hechas con una tela térmica que hace que sean mucho más aislantes.

 

Su funcionamiento en sencillo: en verano reflejan los rayos del sol hacia el exterior y en invierno resguardan el calor del interior pero que no se escape. Actúan, digamos, como un espejo.

 

¿Cuál es la diferencia entre una cortina térmica y una normal?

 

Las cortinas corrientes tienen la función de evitar miradas indiscretas y frenar, ligeramente, los rayos del sol durante el verano. Sin embargo, las cortinas térmicas tienen una mayor capacidad de aislar la vivienda y protegerla de las inclemencias del tiempo.

 

Para un ático o una buhardilla, que están más expuestas, son la solución ideal para evitar temperaturas extremas en verano o la pérdida de calor en invierno.

 

Ventajas de las cortinas térmicas

 

Las cortinas térmicas con una opción cómoda y eficaz para mantener la temperatura del hogar. Además del aislamiento, ofrecen otras ventajas:

 

Para invierno y para verano

 

Cuando el calor aprieta en verano, las cortinas térmicas protegerán tu ático; pero también en invierno, cuando el frío y la humedad hacen aparición. Son útiles durante los 12 meses del año.

 

No hay que renunciar a la estética

 

Instalar unas cortinas aislantes no implica renunciar al aspecto estético. Al contrario, puedes elegir entre diferentes colores y estampados para decorar tu hogar a tu gusto.

 

Son fáciles de instalar

 

Como una cortina cualquiera, las térmicas tienen el mismo proceso de instalación. Lo único que cambia es el tejido que se emplea, todo lo demás es igual.

 

Ahorra energía

 

Si tus cortinas ayudan a mantener, de forma natural, la temperatura del interior de tu vivienda no te hará falta utilizar aire acondicionado o calefacción. De este modo, consigues un importante ahorro energético.

 

¿Dónde encontrar cortinas térmicas para ventanas de tejado?

 

En VELUX llevamos más de 75 años trabajando en el aislamiento térmico de áticos y buhardillas a través de ventanas de tejado, cortinas, toldos, estores… Gracias a ello, ofrecemos las mejores soluciones para crear el máximo confort en tu hogar.

 

Contamos con diferentes modelos, aunque nuestras cortinas plisadas de máximo aislamiento VELUX están fabricadas con un tejido que ha sido revestido con aluminio por el exterior y que mejora el aislamiento en hasta un 24%.

 

Están cortinas se instalan sobre raíles lateras que aseguran un accionamiento suave y un posicionamiento continuo. Y como no están fijas en la parte superior o inferior de la ventana, se pueden colocar a cualquier altura pudiendo ajustar la entrada de luz a tu gusto.

 

Aísla tu hogar elegantemente con unas cortinas térmicas de calidad y protégete de los cambios de temperatura a lo largo del año. ¡Notarás la diferencia!