Consejos de decoración de buhardillas para presumir de tu ático

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Consejos de decoración de buhardillas para presumir de tu ático

Cuando piensas en reformar el ático de tu casa es normal que la decoración sea uno de los grandes quebraderos de cabeza. Nosotros te ayudamos con estos consejos que harán de este espacio un lugar acogedor, único y con mucha personalidad.

 

Un lugar mágico, acogedor y lleno de encanto. ¡Bienvenido al increíble mundo de los áticos! Estos espacios tienen esa esencia que los hace diferentes, con techos inclinados que crean una atmósfera de calidez sin igual. Adentrarse en ella es toda una experiencia que solo unos pocos privilegiados, como tú, pueden vivir. Y es que esta clásica zona de almacenaje se ha convertido, hoy en día, en un rincón más que habitable. Por ello, te invitamos a descubrir los consejos de decoración de buhardillas para aprovechar cada milímetro de la tuya.

 

Amueblar y decorar áticos abuhardillados es un gran desafío por la irregularidad de su estructura arquitectónica. Sin embargo, es esta estructura la responsable de su atractivo. Para que el resultado sea un verdadero éxito, la clave está en saber utilizar bien los huecos, jugar con las alturas e instalar los muebles adecuados. ¿Cómo hacerlo? ¡Descúbrelo a continuación!

 

Piensa qué uso le darás al ático y define su estilo

 

Antes de ponerse manos a la obra, decide el uso que le darás al espacio. ¿Será un despacho? ¿Un dormitorio, tal vez? ¿O mejor una sala de estar? Decantarse por uno u otro influye en la futura decoración de la buhardilla, ya que cada propuesta reclama distintas estructuras, diseños y componentes. Basándote en el antes y después, habrás de acondicionar el ático a su futura utilidad.

 

AdobeStock_198807651

 

Una vez definida, escoge el estilo perfecto que regale armonía con el resto de las estancias, aunque también puedes arriesgar si lo que deseas es aislar este rincón. Para los áticos, el estilo rústico suele ser el preferido de muchos por la calidez que aporta la madera de sus vigas y, en ocasiones, paredes. No obstante, también puedes optar por el protagonismo del blanco para ganar sensación de amplitud, el efecto decapado para un toque vintage o la mezcla entre lo moderno y lo tradicional.

 

Aísla cada centímetro del ático

 

Esta es la estancia más alta de la casa y, entonces, más expuesta al frío en invierno y al calor en verano. Por esta razón, pensar en decoración de buhardillas también es sinónimo de aislamiento en paredes, techo y suelo. Uno de los materiales más empleados para con este fin es la lana de roca, que puede quedar oculta bajo paneles de cartón yeso.

 

Asimismo, si hablamos de aislamiento, no podemos olvidarnos de la climatización, pues te ayudará a combatir las altas o bajas temperaturas, según la época del año. Por ejemplo, la instalación de radiadores o de una bomba de frío/calor hará las veces de calefacción y aire acondicionado. Si tienes la oportunidad, no pierdas la ocasión de colocar una chimenea para hacer de este un rincón todavía más especial.

 

Juega con la altura y aprovecha el espacio

 

 

La inclinación del techo es el rasgo diferenciador de todo ático, una característica que rompe con la uniformidad y da lugar a distintas alturas dentro de la estancia. El ambiente que crean es mágico, acogedor y único, pero estas diferencias pueden jugar una mala pasada. Para esquivar esta última, nuestra recomendación es dejar los rincones más altos para zonas de paso y los más bajos para las menos transitadas, como el sofá o el mueble de la televisión.

 

Cuando midas el ático para proceder a la reforma de la buhardilla, ten en cuenta que la parte más alta ha de medir, como mínimo, dos metros. En caso contrario, el espacio sería poco práctico y, sobre todo, muy incómodo.

 

Apuesta por armarios a medida

 

La razón es la misma que en el punto anterior: aprovechar el espacio. Y es que el desnivel del techo puede dificultar la instalación de los muebles en el momento de la decoración de la buhardilla y, por ello, la mejor solución es encargarlos a medida y, por supuesto, a tu gusto. Posibilidades hay muchas, pero nosotros nos quedamos con los armarios empotrados y con las estanterías o baldas adaptadas al espacio disponible.

 

 

 

 

Activa un mundo lleno de luz

 

De luz, en este caso, artificial. Es de noche y el espacio también ha de ser habitable. Instalar luces generales y puntuales para mejorar la visibilidad es la respuesta. Los focos LED orientables y regulables son una de las mejores decisiones, aunque también puedes usar puntos de luz que resalten zonas u objetos. La iluminación juega, en definitiva, un papel fundamental cuando hablamos de decorar áticos abuhardillados.

 

Contempla la inmensidad del cielo desde una ventana de techo

 

¡Y llena tu ático de vida con los reflejos de la luz natural! La parte inclinada del tejado es perfecta para instalar una ventana y contemplar el amanecer, la puesta de sol y las estrellas. Además, ahorrarás en electricidad. Eso sí, a la hora de elegirla, debes decantarte por cristales y marcos que garanticen aislamiento, mejor si el acristalamiento cuenta con cámara de aire y control solar.

 

 

 

 

En este sentido, la amplia variedad de ventanas de tejado de VELUX es capaz de dejarte boquiabierto. Con diferentes aperturas, estilos, tamaños, funciones y precios, todas ellas cumplen esos requisitos de calidad, seguridad y aislamiento que las lanzan al liderazgo en el mercado de las ventanas para techo. A ellas, además, puedes añadir estores y cortinas con el objetivo de regular la entrada de la luz natural. Suena demasiado bien, ¿no? Consulta toda la información y ¡sorpréndete con VELUX!

 

Descubre las ventanas VELUX