<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

10 trucos para dormir bien

Yolanda Coello

Yolanda Coello

10 trucos para dormir bien

 

Descubre qué puedes hacer para conseguir el descanso soñado

 

No hay nada como un sueño reparador para recuperarnos de todo el estrés que generamos durante el día, pero muchos de nosotros no descansamos completamente. Nuestro cuerpo sigue un ciclo de 24 horas; no recibir la cantidad de luz natural durante el día y recibir una pequeña cantidad de luz por la noche hace que nuestro sueño pueda verse perturbado. Dormir hace que estemos más activos y enérgicos durante el día y reduce las posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades. Hoy celebramos el Día Mundial del Sueño y te proponemos 10 ideas para lograr un óptimo descanso durante toda la noche:

 

1.            Tu habitación, cuanto más fresca, mejor

En una palabra: ventilación. ¿Sabes que el aire de nuestra casa puede estar hasta 5 veces más contaminado que el de la calle? Actividades tan comunes como ducharnos o cocinar generan litros de humedad. Abre entre 2 y 4 veces las ventanas para dejar atrás ese aire contaminado.

 

2.            No pases calor

La temperatura de la habitación no debe ser muy alta. Una habitación que está demasiado caliente puede afectar a la calidad del sueño, ya que la fase de sueño profundo se acorta. 

 

3.            ¿A oscuras? ¡Sí, gracias!

Un buen descanso conlleva oscuridad. Estar expuestos a la luz durante la noche afecta a nuestros ritmos circadianos y disminuye nuestras fases de sueño profundo. ¿Nuestro consejo? Baja las persianas por completo y apaga todas las luces.

 

4.            Haz un esfuerzo por tomar el sol durante el día.

Una mayor exposición a la luz natural por el día ayuda a dormir de noche. Siéntate cerca de una ventana en el trabajo, el colegio o la universidad o intenta pasear como mínimo 30 minutos en el exterior.

 

5.            No comas ni duermas a deshoras

Es muy importante mantener un horario regular para tus comidas y tu descanso. De esta manera, nuestro cuerpo adaptará sus niveles de energía a las horas de actividad diarias, aportando más energía corporal y mental durante el día.

 

6.            ¡Fuera pantallas!

La luz azul que emiten las pantallas de los móviles, ordenadores, televisiones o tablets trastorna nuestros ritmos circadianos, haciendo que nuestro sueño sea menos reparador y de menor calidad. Apuesta por un libro en vez de por la tecnología antes de dormir, por ejemplo.

 

7.            No a los atracones

Somos lo que comemos. En este caso, lo que cenamos: apuesta por alimentos ligeros y en pocas cantidades. Por la noche nada de fritos ni de platos copiosos, ya que nos traerán problemas de sueño y nos provocarán digestiones muy lentas y pesadas.

 

8.            Cambia el colchón cada 10 años

Nuestro colchón va perdiendo calidad y efectividad con el paso del tiempo, así que intenta reemplazarlo cuando haya cumplido una década. De no hacerlo cada vez será más difícil conciliar el sueño, ya que nuestro cuerpo no descansa adecuadamente, con las consiguientes situaciones de estrés y de insomnio posteriores.

 

9.            Utiliza el dormitorio exclusivamente para descansar

Tienes que utilizar tu habitación solamente para dormir y relajarte. Nada de llevarte el trabajo a la cama. Consecuencia: evitarás estrés.

 

10.          No abuses de medicamentos para conciliar el sueño…

Ya que crearás dependencia a tu organismo. Te recomendamos beber infusiones relajantes o de hierbas antes de ir a la cama. ¡Mejor los remedios naturales que los químicos!

 

 Descárgate AQUÍ la Guía de Decoración con Cortinas