<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

4 cosas que un instalador hace por ti y quizá no sabías

Yolanda Coello

Yolanda Coello

4 cosas que un instalador hace por ti y quizá no sabías

Cuando iniciamos una reforma una de las claves es rodearse de los mejores profesionales posibles. Arquitectos, albañiles, electricistas, carpinteros, pintores, etc. A este equipo se sumarán especialistas en algunos materiales, o cuya participación permite la obtención de un certificado, como es el caso de la instalación de gas.

En ocasiones, ya sea porque nos lleva la pasión de querer participar en el proceso de una manera activa (se lleva el DIY), y otras también por cuestiones presupuestarias, se decide prescindir de las funciones de alguno de estos profesionales, sin llegar a calcular las posibles consecuencias futuras a las que nos exponemos.


Todos sabemos que si disponemos de una ventana de tejado en nuestro hogar, además de aportarnos luz natural y mayor ventilación, estamos incluyendo un elemento muy especial. Una ventana VELUX será protagonista de la reforma, y por supuesto del futuro que nos espera en nuestro hogar. Tanto si el plan es abrir un nuevo hueco, como si lo que necesitamos es sustituir nuestra ventana antigua de tejado, queremos saberlo todo sobre ellas: los materiales con los que están fabricadas, cómo es su recubrimiento, la calidad del vidrio… Y no podemos olvidarnos de otro factor fundamental para que nuestra ventana ofrezca el mejor rendimiento: ¿quién la instalará?


Para sacar el máximo partido a una ventana de tejado VELUX es necesario contar con un profesional especializado. Descubre lo que nuestros instaladores oficiales pueden hacer por ti y por tu vivienda:


1. Garantizan la apertura y el cierre impecable de la ventana. Los instaladores calculan la colocación, la nivelación y la regulación exacta de la ventana en su hueco correspondiente para conseguir su máxima estabilidad, apertura y cierre.

2. Logran las mejores prestaciones de seguridad. Para que la ventana alcance la mejor estabilidad y seguridad, el marco tiene que estar bien fijado en el muro y asegurar la integridad de todos los materiales.

3. Contribuyen al aislamiento térmico y acústico. Los instaladores son los encargados de sellar por fuera la junta de unión para evitar la entrada de aire, polvo y agua al interior de la estancia. Así, consiguen los mejores niveles de aislamiento térmico y acústico, con la consiguiente eficiencia energética y salubridad del hogar que conllevan.

4. Evitan daños en el material. Tratan con sumo cuidado las ventanas, conscientes de que son unos productos muy frágiles, y aseguran que no sufran ningún rasguño en el traslado desde la fábrica hasta la vivienda, alcanzando un resultado perfecto.
Tener a los profesionales adecuados a tu alrededor hará que el resultado final convierta a tu hogar en un lugar único.

 

766x225_blog_guia_inicio_reforma