<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

Cómo escoger ventanas para el frío: ¡4 consejos prácticos!

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Cómo escoger ventanas para el frío: ¡4 consejos prácticos!

Creemos que para conseguir el confort en nuestro hogar lo más importantes es tener un sofá mullido o una cama cómoda. Sin embargo, hay un elemento que influye enormemente en este aspecto y muchas veces no lo tenemos en cuenta: la temperatura del interior. Con el invierno a la vuelta de la esquina es hora de empezar a preparar tu casa y pensar en instalar unas ventanas para el frío.

 

¿Por qué las ventanas? Pues porque por estas se escapa el 13% del calor de tu hogar, de ahí la importancia de revisarlas y si es necesario sustituirlas por unas nuevas. De lo contrario, la falta aislamiento térmico provoca que ese calor que te está dando la calefacción en invierno lo pierdas automáticamente, gastes energía y “tires” el dinero.

 

Esto, además, es especialmente delicado en los áticos o buhardillas que están mucho más expuestos al frío o la lluvia que azota directamente la cubierta de la casa. En este tipo de viviendas es mucho más habitual sufrir las bajas temperaturas si no hay un correcto aislamiento.

 

Por tanto, las ventanas antiguas son los puntos débiles principales para alcanzar el confort térmico. Sin embargo, hoy en día, las ventanas de tejado modernas están pensadas para mantener la temperatura del interior constante a lo largo del año y que, prácticamente, no necesites calefacción. Estas te resguardan del frío en invierno y del calor en verano gracias a los materiales y la instalación que potencian el aislamiento térmico.

 

Octubre es un buen mes para empezar a preparar tu casa para las bajas temperaturas. Dependiendo del lugar de la península en el que residas llegará antes o después, pero llegará. Por eso conviene que no te pille desprevenido y hayas elegido ya tus ventanas para el frío.

 

¿Qué tener en cuenta para escoger ventanas para el frío?

 

1. Elige ventanas con marcos externos de poliuretano

 

Para combatir el frío has de elegir, en primer lugar, unas ventanas robustas fabricadas en materiales aislantes. Para ello, la mejor opción es optar por unas ventanas de tejado con marcos externos de poliuretano.

 

Este material cumple una doble función: actúa como aislante térmico en una zona tan difícil como los huecos que hay entre el tejado y la ventana; y, también, tiene un efecto de sellado consiguiendo que las ventanas aporten estanqueidad y manteniendo la temperatura del interior.

 

2. Instala acristalamiento doble o triple

 

El doble acristalamiento es otro de los nuevos sistemas que se están utilizando para proteger a las ventanas de tejado del frío. Consiste en que la ventana se componga de dos o más hojas de cristal separadas por una cámara de aire o gas, que ofrece un mejor aislamiento térmico y acústico.

 

En este sentido, es muy importante tener en cuenta el espesor de la cámara de aire y saber que cuando mayor sea mejores resultados ofrecerá. Y si aún así crees que no es suficiente, también puedes instalar triple acristalamiento.

 

3. Busca vidrios con aislamiento térmico

 

Hoy en día los vidrios también se tratan para que repelan el frío y el calor. Normalmente, en las ventanas de tejado de doble acristalamiento el vidrio del exterior por sus dos caras para que “rebote” los rayos del sol que recaen sobre él en verano y devuelva al interior el calor de la casa en invierno.

 

4. Atento a la instalación de la ventana

 

Podemos haber elegido una ventana para el frío muy buena pero si la instalación no es la correcta no habrá servido de nada. Este punto es especialmente crítico ya que si no queda bien sellada el frío y el calor se colarán por esas pequeñas rendijas. Busca un instalador profesional y una marca que haya diseñado un sistema de instalación totalmente hermético.

 

Con todos estos consejos tiene la información necesaria para tomar la decisión y elegir unas ventanas para el frío. Ahora sí notarás el confort térmico dentro del hogar y también que el gasto de calefacción se reduce. La inversión en las nuevas ventanas de tejado (aunque también puedes consultar los Plan Renove de tu comunidad) se verá, muy pronto, recuperada.

Si quieres plantar cara al frío y te estás planteando sustituir tu ventana, no dudes en echar un vistazo a nuestra guía para tener más información. Descárgala haciendo clic en el siguiente botón:

Descarga AQUÍ la guía de sustitución