Más vida

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Más vida

 

Ya sea a través de los medios de comunicación o chequeando el timeline en tu móvil, no hay día que no leamos, o alguien no nos cuente, los problemas de salud derivados de fenómenos actuales como el cambio climático, la contaminación de las grandes ciudades, o el aumento del consumo de alimentos procesado. Pero que poco se habla de cómo puede influirnos la falta de luz natural y el aire fresco: nuestra exposición a ambos elementos son tan importantes para llevar un estilo de vida saludable, como pueden ser mantener una dieta equilibrada o realizar ejercicio al menos 3 veces a la semana.

 

El estudio Indoor Generation, nos advierte de que en occidente nos pasamos el 90% del día en lugares cerrados. Somos la nueva Indoor Generation. Nunca antes el ser humano había pasado tan poco tiempo al aire libre.

 

¡Piénsalo!

 

Entre semana nos levantamos y vamos a trabajar. Bien sea en nuestro propio vehículo o en transporte público, en muchas ocasiones el medio de transporte nos lleva directamente de casa a los edificios donde trabajamos. Allí pasamos entre 8 y 10 horas, a veces de manera consecutiva, ni tan siquiera necesitamos salir fuera para comer. Cuando finaliza el trabajo, regresamos a casa, y lo más probable es que pasemos el tiempo libre que pueda quedarnos en un lugar cerrado, bien yendo de compras, en el gimnasio, en un museo, o en el cine. Una vez en casa, cenamos, compartimos un momento con nuestra familia y volvemos a la cama.

 

Las consecuencias específicas de la falta de luz natural van desde la menor capacidad para combatir resfriados y gripe, a la deficiencia de vitamina D y de óxido nítrico, que pueden favorecer respectivamente la aparición de Alzheimer y demencia, y obesidad. Y además, como confirmaba este mismo informe, el 68% de los españoles cree que el aire interior tiene al menos la misma calidad o es mejor que el aire del exterior, cuando en realidad puede estar hasta cinco veces más contaminado. Luz natural y aire fresco, elemento vitales que nos hacen estar más sanos y ser más felices. Nuestro objetivo es llevarlos a espacios antes cerrados, a través de las ventanas de tejado. Como por ejemplo a tu buhardilla o al último piso de un edificio de viviendas. Por esto, y por otras muchas cosas, somos #FanÁticos.

Lee más sobre la Indoor Generation aquí.  

foto pequeña post salud