<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

Obra en el colegio Padre Apolinar

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Obra en el colegio Padre Apolinar

La luz natural tiene múltiples beneficios para nuestra salud, tanto física como mental, pero también influye de forma positiva en el aprendizaje. Así, numerosos estudios demuestran que el acceso directo a la luz natural en los colegios mejora el rendimiento de los alumnos en hasta un 15%.


ese a que las aulas permanecen cerradas ante la situación de emergencia sanitaria en la que nos encontramos, queremos compartir con vosotros el proceso de construcción de las nuevas instalaciones del Colegio Padre Apolinar, en el que hemos participado aportando nuestras soluciones de luz natural y que ya está operativo desde el inicio del curso académico 2019-2020.

 

El centro ofrece atención educativa y rehabilitadora a niños y jóvenes de entre 4 a 21 años con necesidades especiales. El nuevo edificio, situado en la zona del Sardinero de Santander, consta de una sola planta de 3.387m2 de superficie y se han colocado 193 ventanas.

 

padre apolinar OBRA SAN MARTÍN 9

 

Uno de los principales objetivos era dotar al centro de una gran luminosidad para contribuir a mejorar la atención del alumnado. Las ventanas sirven para regular la temperatura y la ventilación de los espacios, con lo que favorecen el bienestar físico de los alumnos e influyen positivamente en la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje.

 

En palabras de Juan Fernández Armenteros, director de la Fundación Obra San Martín, a la que pertenece el centro Padre Apolinar: “La calidad de vida de nuestros alumnos ha mejorado claramente gracias al diseño de este centro. Con este proyecto se potencia el bienestar de nuestro alumnado y siempre tenemos presente potenciar las oportunidades por igual para todos, independientemente de sus necesidades de apoyo”,  

Ahora la nueva sede del Colegio Padre Apolinar es un edificio con mucha más luz natural, más funcional, sin barreras arquitectónicas y en el que se han reforzado los distintos espacios de trabajo, con especial importancia, asimismo, de las zonas verdes.

 

Todo lo que nuestros arquitectos pueden hacer por ti