<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

¡Feliz Día Internacional de la Luz!

Yolanda Coello

Yolanda Coello

¡Feliz Día Internacional de la Luz!

En la semana de la luz natural queremos poner en valor el papel fundamental que tiene en nuestras vidas, en nuestro organismo y en nuestro bienestar.

 

Luz y salud van de la mano, y se han convertido, por tanto, en los dos bienes más preciados de este confinamiento. Los seres humanos necesitamos del sol para sintetizar la vitamina D, que regula nuestras defensas, el metabolismo del calcio y el control arterial.

 

Gracias a esta fuente somos capaces de tener un sueño de calidad por la noche, ya que es la responsable de regular nuestros ritmos circadianos y de que nuestro cuerpo produzca melatonina, la hormona del sueño.

 

También repercute en nuestro estado de ánimo. Es un hecho: levantarse por la mañana y ver cómo se filtran los rayos del sol por la ventana nos pone de mejor humor. Esto es así porque con la luz natural nuestro cuerpo produce más serotonina, la conocida como ‘hormona de la felicidad’.

 

Así que, si puedes, no dudes en arrimarte a una ventana varios minutos cada día, ¡y báñate de luz!

 

 

Experimenta el efecto de tener más luz