<iframe src="https://bs.serving-sys.com/BurstingPipe? cn=ot&amp; onetagid=8384&amp; ns=1&amp; activityValues=$$Value=[Value]&amp;OrderID=[OrderID]&amp;Session=[Session]&amp;ProductID=[ProductID]&amp;ProductInfo=[ProductInfo]&amp;Quantity=[Quantity]$$&amp; retargetingValues=$$$$&amp; dynamicRetargetingValues=$$$$&amp; acp=$$$$&amp;" style="display:none;width:0px;height:0px">

Cómo alcanzar los ODS

Yolanda Coello

Yolanda Coello

Cómo alcanzar los ODS

Según la última edición de nuestro estudio anual Barómetro de Edificios Saludables 2019, más de 2 millones de niños españoles viven en hogares poco saludables. Esto trae graves consecuencias, ya que las personas que habitan edificios insalubres son más propensas a tener problemas respiratorios, alergias o eccemas, causados por el moho, las humedades, la mala iluminación y el exceso de ruido con los que conviven cada día.

Un buen clima interior es necesario para estar sanos, pero también lo es para tener un planeta mejor. Aprovechando la celebración de la Cumbre del Clima (COP25) en Madrid y la visita de la vicepresidenta de Comunicación Global, Sostenible y Asuntos Públicos del Grupo VELUX, Ingrid Reumert, a la capital española el 11 de diciembre, os mostramos en este post cómo podemos mejorar el clima interior de nuestra casa para ayudar a cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcados por la ONU en materia de salud y bienestar (3) y de ciudades y comunidades sostenibles (11):


Más ventilación
Nuestro Barómetro de Edificios Saludables 2019 revela que, en la actualidad, aproximadamente entre el 10 y el 15% de nuevos casos de asma infantil en Europa se pueden atribuir a la exposición a humedad y moho en espacios cerrados. Una de las formas de prevenir la humedad es ventilar. El aire de nuestra vivienda puede estar hasta cinco veces más contaminado que el aire exterior si no hay una ventilación adecuada, por lo que te recomendamos que abras las ventanas entre 2 y 4 veces al día para eliminar ese aire contaminado.

Más luz natural
Nuestro análisis predice que un aumento del acceso a la luz solar podría mejorar el estado de salud de los niños que viven en hogares ineficientes. La luz natural tiene efectos positivos en nuestro estado físico y mental, ya que influye en nuestro ritmo circadiano y en nuestro sistema inmune, por lo que exponerse a los rayos del sol que filtran nuestras ventanas mejorará nuestra salud y bienestar, permitirá un mayor ahorro energético y revalorizará nuestra vivienda.

Aislamiento
El mal aislamiento de los hogares es uno de los responsables de las graves enfermedades infantiles, con el consecuente absentismo escolar y la pérdida de años de salud. Una estancia aislada acústica y térmicamente aporta un clima cálido, minimiza las corrientes de aire frías, mejora el clima interior y contribuye a la eficiencia energética. Si puedes permitírtelo, una forma de aislar acústica y térmicamente tu casa es sustituir tus ventanas antiguas por unas mejores. Si, además, vives en un ático o buhardilla, te recomendamos que instales nuestras ventanas de tejado, que aíslan contra los ruidos exteriores, como la lluvia o los coches, y guardan el calor.


Reforma
Sin duda, la mejor opción. La reforma mejorará la eficiencia energética de tu vivienda y además, será beneficiosa para tu salud. Podrás abrir huecos para colocar nuevas ventanas, incorporar barreras antihumedad e incluso dar una mayor sensación de amplitud. Conoce la reforma que llevamos a cabo en el ático de la arquitecta de interiores Silka Barrio.

 

Descargar catálogo de soluciones >